Las denominaciones de origen del jamón ibérico piden un etiquetado único

339
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
image_pdf

Etiquetado Jamón ibérico

Las denominaciones de origen de Jamón de Huelva, Dehesa de Extremadura, Jamón Guijuelo (Salamanca) y Los Pedroches (Córdoba) reclaman al Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente que haya una única etiqueta para sus productos en el marco de la nueva Norma de Calidad del Ibérico.

Estas peticiones llegan justo cuando desde la Comisión Europea se han realizado una serie de objeciones al proyecto de Norma de Calidad que desde el Ministerio se ha hecho llegar a las autoridades europeas, lo que acabará retrasando su publicación. Estas observaciones comunitarias hacen referencia a que los requisitos de etiquetado que propone la Norma, en concreto el tamaño de los tipos de letra exigidos dentro de las etiquetas, van más allá de los establecidos dentro del Reglamento (CE) nº 1169/2011, de información facilitada al consumidor.

Guillermo García-Palacios, presidente del Consejo Regulador de la DO Jamón de Huelva, explica que las cuatro denominaciones han remitido un escrito conjunto al ministerio en el que se le pide que complemente el texto de la norma, antes de su entrada en vigor, para que se les reconozcan sus etiquetas y vitolas como válidas para cumplir la norma.

El presidente comenta que el ministerio ha encargado a Acisi (Asociación Interprofesional del Cerdo Ibérico) que sea ella la que controle y certifique con las vitolas y precintos aquellos productos que cumplen con la norma del jamón ibérico.

“Lo que queremos es acordar un tipo determinado de vitola y precinto, que seamos las denominaciones las que lo pongamos y que sean válidos para asegurar el cumplimiento de la norma, de esta forma nos ahorraríamos duplicar gastos en controles y en vitolas”, apunta.

Esta petición tiene como base, según subraya, el hecho de que el documento va a reconocer a las denominaciones de origen personalidad jurídica propia, por tanto, no entiende, porque los controles y las etiquetas que ellas emiten no pueden valer como garantía del cumplimiento de la norma.

Asimismo, quiere dejar claro que desde estas entidades, en lo que respecta a controles, “siempre exigimos más que la propia norma”, por ello, lo que se pretende es que ésta “nos reconozca la capacidad de poder controlar y etiquetar nuestros productos sin que sea necesario que pasen por otra entidad”.

Una de las solicitudes que han realizado las denominaciones de origen pide que cuando una de ellas realice las inspecciones necesarias a sus ganaderas e industriales, esta se haga al animal por completo, no solo sus jamones y paletas, de tal manera que dicha certificación sirva para toda la carne y productos que se obtengan del animal.

Por otro lado han pedido que tan solo haya un precinto para los jamones y paletas amparados por una D.O.P. en lugar de las dos, uno por la Norma y otro por la propia denominación, que llevarían los productos según el borrador de la Norma del Jamón Ibérico.

Estos productos amparados por una D.O.P. solo llevarían un precinto o etiqueta y dentro de él aparecería el nombre y logotipo de cada D.O.P. así como el de la empresa.

García-Palacios ya declaró la semana pasada su preocupación por la articulación, por parte del gobierno, de instrumentos de control para asegurar el cumplimiento de lo establecido en la nueva norma del jamón ibérico.

image_pdf
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

No hay comentarios

Dejar respuesta