Blockchain aplicado al Jamón

4 1.478

Blockchain aplicado al Jamón

Igual algun@s de vosotr@s habéis escuchado el término Blockchain, es una tecnología que está en boca de todos y a pesar de que es fácil encontrar información sobre ella, entender realmente qué hace y para qué sirve, no es tan sencillo.

A través de este post vamos a tratar de explicar brevemente en qué consiste esta tecnología y cómo se puede aplicar al sector del jamón.

Para ello cuento con la ayuda de David Orellana,  co-autor del libro “Trading, blockchain y criptoeconomía: la punta del iceberg”, responsable del área de Research & Strategy de iBotics, y colaborador Experto en Blockchain de Netexplo España.

¿Qué es el BlockChain?

Blockchain es una tecnología que permite el tratamiento de información de forma distribuida, es decir, es un registro compartido entre varios actores (participantes/empresas) donde se anotan transacciones y estas son grabadas de forma permanente y segura. Una vez que la información pasa a formar parte de la blockchain, esta se vuelve inmutable. Ningún participante puede alterarla.

Actualmente cada empresa guarda su propio registro de activos/mercancías y transacciones, conectado con sus propios sistemas, y no comparte esta información con el resto de agentes. En un sistema blockchain, cada participante tiene una copia de este registro de mercancías y puede añadir nuevas transacciones o hacer consultas al igual que pasaba antes, con la diferencia de que este registro es compartido con los demás participantes.

De esta forma se coordina una red de negocios desde un punto donde la información se crea de forma colaborativa entre múltiples fuentes. Se evita así tener que reconciliar continuamente la información de los distintos agentes, que provienen de distintas fuentes, para averiguar qué datos son los correctos y en qué momento fueron generados.

La trazabilidad pasa a ser algo instantáneo, ya que todos los flujos de información y cambios de estado se encuentran en un mismo lugar, y esto permite saber quién actualizó la información y bajo qué condiciones.

¡Pero esto no quiere decir que todo el mundo vea toda la información!

Para ello existen redes de blockchain privadas. Las redes privadas son semitransparentes. Todos los participantes tienen una copia de la cadena de bloques, pero sólo pueden ver la información para la que han sido autorizados. Este modelo es ideal para el mundo empresarial. Nadie fuera de la red sabe ni siquiera que existe y por tanto no pueden ver la información. Y los participantes sólo pueden ver parte de ella (las que les involucra). De esta forma, estamos en un sistema colaborativo pero que preserva la privacidad de las operaciones comerciales e incluso la identidad de los participantes.

¿Qué ventajas tiene el BlockChain?

Además, en el modelo no colaborativo, el actual, cada participante tiene su propia base de datos y escribe información en ella, y se ve obligado a reconciliar sus datos con los que le proporcionan sus proveedores, hecho que provoca ineficiencias y dificultades a la hora de localizar lotes, certificados, etc.

Si queremos localizar la procedencia de un lote puesto en un mercado, tenemos que remontar aguas arriba la cadena de suministro hasta llegar al productor. Tendremos que comprobar la información de varios actores, uno a uno, hasta que seamos capaces de llegar al eslabón de la cadena que falló en el proceso. Hablamos de que en una cadena sencilla pueden ser unos pocos días, pero en cadenas globales como las que hoy existen, podríamos tardar semanas o meses en dar con el problema.

Con blockchain este problema desaparece. Todos los que intervienen en una cadena de suministro colaboran alrededor de una misma fuente de información. Todos los datos necesarios se encuentran en el mismo lugar, y se van anexando datos nuevos según el producto viaja, recibe certificaciones, o se transforma. La trazabilidad se vuelve perfecta y casi instantánea. Además de que tendremos un registro auditable e inmutable.

¿Qué aporta el BlockChain a la industria del jamón?

No sólo lo anteriormente expuesto, que se traduce en mejoras de eficiencia, automatización de tareas y ahorro de costes. Lo más importante para esta industria en concreto, es el valor añadido que se le puede dar al cliente final.

Cuando un consumidor compra un jamón determinado, espera que este tenga un origen concreto, una alimentación correspondiente a su etiqueta, etc. Pero lamentablemente es un sector que se ha visto afectado por las falsificaciones y manipulaciones de fechas de caducidad, y casos aislados se han traducido en un impacto significativo al sector.

Con blockchain, el comprador puede tener certeza de que cuando compra un producto, realmente está comprando lo que espera. Podría comprobar de forma rápida mediante un código QR el origen junto a su correspondiente certificado, la antigüedad del producto, e incluso la fecha de exportación. Puede chequear en tiempo real que las características que espera del jamón, se corresponden a lo que aparece grabado en blockchain.

Cuanto más transparente estén dispuestas a ser las empresas que intervienen en la elaboración y venta de este producto, más seguridad se le estará dando al consumidor final.

A continuación os dejamos un vídeo subtitulado en el que podréis ver un poco más en detalle las ventajas que el blockchain podría aportar al sector del jamón. Mucha gracias David por compartir con nosotr@s tu experiencia y arrojarnos un poquito de luz sobre este tema.

4 Comentarios
  1. David Orellana dice

    Gracias a ti Miriam, por dejarnos compartir un poquito de nuestro conocimiento! Espero que sea de interés para los lectores 🙂

    1. Miriam Lopez Ortega dice

      Es un lujazo poder contar con vuestra colaboración y que hayáis sido tan generosos de compartir vuestra experiencia y conocimientos con nosotr@s. Muchas gracias David. Un abrazo grande 🙂

  2. Comercial TJ dice

    Enhorabuena por el artículo, muy bien explicado y con un contenido realmente interesante. Quisiera hacer una pregunta sobre esta tecnología: ¿Cuánto tiempo puede pasar para poder implementar esta tecnología de forma efectiva en el sector cárnico?
    Una saludo y muchas gracias.

    1. Miriam Lopez Ortega dice

      Muchas gracias, nos alegra que te resulte útil. Si hablamos de cuánto se tardaría en implementar en tu empresa y/o conjunto de empresas, los proyectos que se están lanzando suelen abarcar un plazo de 4-8 meses (para una sola empresa sería como 3-4 meses, para un conjunto de 6, unos 8 meses).

      Si te refieres a que cuándo podremos ver esa tecnología utilizada de forma generalizada en el sector cárnico, es una pregunta bastante más compleja, pero podríamos decir que como mínimo 3 o 4 años. Esperamos haber resulto tu duda. ¡Un abrazo y feliz semana!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.