Cómo elegir un jamonero

518
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
image_pdf

Jamonero Giratorio Plegable

Elegir un jamonero es algo tan personal que sólo lo podrá hacer el propio cortador, por si mismo. Y es que en la elección entran factores como sus gustos, manías, maneras y formas de cortar el jamón, y hasta la fisonomía física del cortador. Así pues, todo lo que se diga no podrá pasar de ser más que indicaciones, opiniones y consejos. Dicho esto, bueno será tener en cuenta diversos factores a la hora de inclinarse por un modelo u otro de jamonero.

Para empezar, será importante tener en cuenta el material con el que está construido el jamonero y que puede ir desde la madera hasta el acero, mármol o silextone. Esto, en realidad, dependerá (mucho) de los gustos y posibilidades de cada cual. Sobre el material, lo verdaderamente importante será que el jamonero tenga el peso suficiente para que, mientras se realiza el corte del jamón, éste no se mueva. Además del peso, lo ideal es que el jamonero también, tenga en su parte inferior, unos pequeños tacos de goma que hagan que el jamonero no resbale cuando estamos cortado el jamón.

Otro punto importante a tener en cuenta, cuando estemos eligiendo el jamonero que nos llevaremos a casa –o que utilizaremos para trabajar, jamonero profesional- serán los elementos de sujeción instalados en el utensilio. Y es que, tanto para sujetar la caña del jamón como su punta, las sujeciones varían mucho entre fabricantes. Así, la caña, puede ser sujetada por elementos oscilantes, giratorios, con 1 ó 2 punto de sujeción,… Para la parte de la punta, las sujeciones también varían mucho, pudiendo ser lisas, elevadas, con forma de “V”, con 2 o 3 pinchos,… En el caso de los pinchos, habrá que tener en cuenta que estos, crearán agujeros e incisiones en la pieza que hará que esté expuesta al aire, pudiendo estropear las zonas cercanas. Así pues, lo ideal sería que no hubiera pinchos, como también sería bueno que los elementos de sujeción estén colocados de forma que el jamón quede lo mas horizontal posible, para así facilitar el corte del jamón.

¿Un consejo? Es probable que el modelo más cómodo, práctico y seguro sea el denominado giratorio. Y es que se adapta perfectamente a las necesidades del amante del jamón ibérico, destacando su brillantez, fácil limpieza y múltiples posiciones. Dispone de una palanca que permite deslizar el jamón según el gusto del cortador, situándolo más vertical u horizontal. Resulta, realmente, el giratorio, un modelo muy versátil.

 

image_pdf
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

No hay comentarios

Dejar respuesta