Judiones de la granja

341
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
image_pdf

 

Judiones de la Granja

Los Judiones de La Granja reciben su nombre del municipio segoviano de La Granja de San Ildefonso (Segovia), donde se cultivan. Allí, además, se alza el Palacio Real de la Granja, construido por el rey Felipe V sobre unas propiedades que habían pertenecido a los monjes jerónimos. Para realizar los trabajos de construcción llegaron hasta aquí obreros y especialistas procedentes de toda Europa. Era el año 1721. Como se verá, palacio y judión están más que unidos.

Con respecto a los orígenes de la legumbre, la Historia dice que fue Isabel de Farnesio, mujer del rey Fernando V, quien tuvo la idea de comenzar a cultivar el producto a las afueras del palacio. Dio la orden con la idea de proporcionar alimento a los faisanes que vivían en los jardines que rodean al palacio. Poco antes, a comienzos del siglo XVIII, el judión había llegado de América.

Poco a poco, el cultivo se fue extendiendo por los campos de los alrededores. Primero fue utilizada como forraje para los caballos. Más tarde, pasó a ser alimento destinado al consumo humano.

En un principio de color más oscuro, diferentes cruces y selecciones hicieron que tornara al color blanco que hoy conocemos. También llamado, en su denominación científica, Phaseolus coccineus o Phaseolus multiflorus Willd, el Judión de La Granja se cultiva en las laderas de la Sierra de Guadarrama. Y es que estos paisajes fueron posteriormente parcelados, convertidos en huertas y entregados a los sirvientes de palacio con objeto de compensar sus rentas y facilitar la producción de hortalizas de estación.

El consumo del judión de La Granja aporta vitaminas B y C, potasio, fósforo, magnesio, calcio y hierro y glúcidos. En cuanto a sus propiedades culinarias, el judión de La Granja tiene, tras la necesaria cocción, una textura extraordinariamente suave en la boca.

Por tener, los Judiones de la Granja tienen hasta su propia fiesta. Sucede en San Luis, la tercera semana del mes de agosto. Entonces miles de personas se reúnen dispuestas, además de a ver las fuentes en funcionamiento (es ese uno de los escasos días del año en los que el agua corre por ellas), a saborear la tradicional judiada que, desde el año 1976, ofrece la Asociación de Cocineros de Segovia.

Más Información: Otras Legumbres.

 

image_pdf
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

No hay comentarios

Dejar respuesta