El primer jamón de bellota ibérico envasado en cristal

8778
Share on Facebook0Share on Google+3Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn10
image_pdf

Jamón de bellota ibérico envasado en cristal, Jamones Luis BravoHasta ahora estábamos acostumbrados a ver el jamón ibérico, envasado al vacío en sobres de plástico que podías llevar a cualquier parte, y que te facilitaba el comer jamón cortado a cuchillo sin tener que lonchearlo.

Esta semana se ha presentado un nuevo formato que pretende revolucionar el mercado del jamón ibérico. La empresa Jamones Luis Bravo, ha lanzado jamón ibérico de bellota cortado a cuchillo, envasado en un tarro de vidrio.

Hoy hemos hablado con Luis Bravo para que nos cuente exactamente en qué consiste esta nueva innovación. Hola Luis, mil gracias por atendernos, ¿cómo surge esta idea? 

Desde hace tiempo, llevamos investigando cómo mejorar la sensación que el jamón produce en el consumidor, siendo un producto delicado que requiere una serie de cuidados para que mantenga toda su esencia y sabor. Aunque el envasado en plástico lleva años estando presente en el sector, presenta una serie de problemas que se superan ahora con esta innovación que va a revolucionar la forma de entender el jamón.

El plástico ha basado su éxito en el mercado principalmente en la funcionalidad y la comodidad, pero parte de la calidad se pierde por el camino. Por un lado el vacío en plástico comprime a las lascas, no dejándolas respirar. Por otro parte de la grasa del jamón ibérico queda impregnada en el plástico perdiendo así sabor y textura. Y además, una vez abierto el consumo debe ser prácticamente inmediato.

Estamos seguros de haber dado con un método adecuado, un método que no solo preserva la funcionalidad y la comodidad, sino que la mejora, pero sobre todo mantiene la calidad, algo que nos ha permitido meter la esencia del jamón ibérico en tarro de vidrio.

Jamón de bellota ibérico envasado en cristal, Jamones Luis Bravo

¿Por qué habéis elegido el envasado en vídrio?

La decisión de probar con vidrio para uso alimentario obedeció inicialmente a tres conceptos: el vidrio no se deforma, por lo que las lonchas ya no iban a pegarse unas a otras ni a la superficie del envase, no influye en el aroma del producto al no desprender olor alguno y por último la grasa superficial del producto no quedaría impregnada tampoco en la superficie del envase, por lo que el producto quedaría íntegro, siempre y cuando se cumplan unas condiciones de conservación aceptables por parte del hostelero o consumidor final.

Extraer las lonchas de este nuevo envase es mucho más sencillo, ya que simplemente quitaremos la tapa del frasco y podremos extraer las lonchas sueltas para su correcto y cómodo emplatado, o utilizar solo una pequeña cantidad de ellas para una receta con jamón ibérico, pudiendo cerrar nuevamente el envase con su tapa, manteniendo el resto del producto cerrado en el refrigerador en condiciones aceptables durante 3 o 4 días más.

La extracción del aire del envase al realizarse el vacío en plástico ejerce una presión que hace que las lonchas queden completamente pegadas unas a otras, por lo que al abrir el envase resulta muy complicado desprenderlas de una en una sin que se rompan, con lo que es imposible realizar un emplatado atractivo.

El modelo de utilidad ya está registrado en la Oficina Española de Patentes y Marcas, con el objetivo de proteger esta innovación y asegurar su correcto uso.

Muchas gracias Luis por compartir con nosotros esta información, ya estamos deseando probar este nuevo formato 😉  

 

 

image_pdf
Share on Facebook0Share on Google+3Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn10

2 Comentarios

  1. Hola buenas tardes Miriam, buen descubrimiento , no dejas de sorprendernos con tus trabajos !!! Enhorabuena.
    Deseo mucha suerte a la empresa Luis Bravo en esta fantástica innovacion, seguro que esta idéa será un auténtico éxito !!! Mi más sincera enhorabuena.
    Gracias de nuevo Miriam, un saludo muy cordial desde Salamanca.
    Ingelmo Antonio.

Dejar respuesta