Pasta rellena de jamón ibérico

580
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
image_pdf

Pasta rellena de Jamon

¿Estás pensando en hacer un plato de pasta para comer? ¿O, quizás, para una cena especial? Si es así ¿por qué no pensar en hacerla uno mismo, rellena de jamón ibérico, en lugar de comprarla hecha? Si lo que se pretende es obtener unos resultados que deleiten a los paladares más exigentes… ¡esta es la receta ideal para ello! Tan sólo necesita pasta fresca, un molde de pasta y jamón ibérico… y la suculenta receta estará lista para ser probada.

 

Ingredientes:

·Medio kilo de pasta fresca

·Harina para moldear la pasta

·200 gramos de jamón ibérico

·400 gramos de requesón

·200 gramos de queso parmesano

 

Modo de elaboración:

El primer paso indicado para esta receta consistirá en moldear la pasta fresca. Para ello, se hará una bola que habrá que dejar reposar… antes de extenderla con una máquina de hacer pasta. Si no dispone de una, se podrá conseguir esto mismo utilizando un rodillo de cocina de los de toda la vida. Hecho esto, se colocará la masa fina en un molde y se pondrá en ella el relleno de requesón, parmesano y jamón ibérico. Es recomendable añadir el jamón ibérico cortado en pequeños taquitos, de manera que resulten agradables al paladar. Hay que dejar reposar la mezcla durante 20 minutos en la nevera. Pasado el tiempo, añadimos la mezcla en cada pieza de pasta –por ejemplo, cada ravioli- y se tapa con la misma masa.

Un truco para que las piezas de pasta queden bien cerradas, consistirá en pintar, cada pieza, con aceite de oliva. Esto se hará presionando con los dedos sobre sobre los bordes de, pongamos, cada ravioli para que se adhieran bien las capas. Con un cortador, habrá que separar cada ravioli y dejarlos secar en la nevera durante 24 horas.

Ha pasado un día. Ya es tiempo de hervir la pasta en agua salada durante 5 minutos y… ¡voila, ya tenemos lista nuestra comida! Luego, si se quiere dar un toque jugoso a esta creación culinaria, uno puede elaborar su propia salsa. ¿Alguna sugerencia? En ese caso bueno será saber que la nata al pesto le va como anillo al dedo a la pasta rellena de jamón ibérico. Tan sólo habrá que calentar la nata y el pesto, con un chorrito de zumo de limón y batir lentamente, mientras se añade la mantequilla y el queso parmesano. Fácil, ¿verdad?.

 

 

Blog de Lopez Ortega: #JamonLovers

image_pdf
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

No hay comentarios

Dejar respuesta