Jamón ibérico con piña y vino con especias

415
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
image_pdf

Jamón con piña y vino con especias

¿A quién no le gusta el jamón ibérico? ¿A quién no le apetecen unas rodajas de piña? A casi todo el mundo… así que, a casi todo el mundo también dejará satisfecho un sabor maridaje del dulzor (fresco) de la piña y del penetrante bouquet del jamón ibérico. Además, el baño de agua y vinagre rebajará el nivel de sal del jamón, lo que permitirá descubrir un sabor increíblemente nuevo… y apetecible el de este modo caribeño de preparar el jamón.

Ingredientes

  • Un jamón (sin el jarrete y la caña)
  • Agua y vinagre blanco
  • 8 rodajas de piña
  • Canela, clavo y pimienta

Ingredientes salsa

  • 1 taza de vino tinto
  • 1 taza de zumo de naranja
  • Clavo, canela y jengibre

 

Elaboración

Se comienza introduciendo el jamón ibérico en una olla grande y cubriéndolo con agua al que añadimos vinagre blanco. Se deja que rompa a hervir y, en ese momento, se reduce el fuego hasta la posición media. Una hora después, se elimina el agua y se pone el jamón en una bandeja de horno. Con el jamón sobre este recipiente, le hacemos unos cortes diagonales sobre la superficie. En ellos colocamos las rodajas de piña aseguradas con los clavos. Al mismo tiempo, en un cuenco, ponemos el vino, el jugo de piña, la canela y la pimienta; lo removemos y vertimos sobre el jamón, que introducimos en el horno para hornearlo 30 minutos a 350 grados y 1 1/2 hora a 325 grados.

Mientras el jamón está en el horno, aprovechamos para ir haciendo la salsa. Para ello, mezclamos todos los ingredientes en un cazo que ponemos a hervir. En el momento en el que nuestro preparado rompe a hervir, ponemos el fuego en posición media hasta que el líquido se reduce en una tercera parte. Entonces, colamos.

Volvemos al horno, porque el jamón ya está listo. Entonces, se deja reposar 15 minutos antes de comenzar a cortar. Al tiempo, mezclamos los jugos que ha soltado el jamón con la reducción que acabamos de preparar y diluimos todo en un poco de harina, calentándolo hasta que espese. Probamos y añadimos sal al gusto. Por último, cortamos el jamón en lonchas y servimos con la salsa.

¿Te has quedado con hambre? Tenemos más recetas con jamón

 

 

Blog de Lopez Ortega: #JamonLovers

image_pdf
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

No hay comentarios

Dejar respuesta