Ensalada de calabacines y jamón ibérico con aderezo agridulce

164
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
image_pdf

Ensalada de calabacines y jamón ibérico con aderezo agridulce

Una de las principales ventajas de esta receta es su versatilidad. Lo mismo sirve como entrada que como aperitivo, Ya sea en uno o en otro caso, siempre resultará exquisita y, sobretodo, fácil y rápida de preparar. Además, ligera cómo es, resulta especialmente adecuada para los días de calor que ahora vivimos.

 

Ingredientes

 

Cuatro calabacines

Dos cucharadas de aceite de oliva

Sal y pimienta negra recién molida

200 gramos de jamón ibérico cortado en finas lonchas

Dos cucharas de piñones

Un manojo de perejil

Por lo que respecta al aderezo agridulce, necesitamos 

Dos cucharadas de vinagre de vino tinto

1 ó 2 cucharadas de miel de flores

Zumo de medio limón

Seis cucharadas de aceite de oliva

Una ramita de tomillo con las hojas separadas

 

Elaboración

Antes que nada toca preparar el aderezo dulce. Para ello, en un pequeño cuenco hay que batir el vinagre, una cucharada de miel y casi todo el zumo de limón que tenemos preparado. Sin dejar de batir, incorporamos poco a poco el aceite de oliva, añadimos el tomillo y salpimentamos. Probamos y añadimos más miel o limón si es necesario. El aderezo debería tener un equilibrio de sabores dulce, salado y ácido. Ya lo tenemos. Toca ponerse con los calabacines.

Cogemos los calabacines para lavarlos, despuntarlos y cortarlos en rodajas. El siguiente paso consiste en colocar las rodajas en un cuenco grande, al que añadimos aceite de oliva, sal y pimienta para, a continuación removerlo todo. Es el momento de calentar una plancha al fuego medio-fuerte para dorar los calabacines 3-4 minutos por cada lado, hasta que se doren ligeramente y estén tiernos.

Ya queda poco. Apenas queda colocar las lonchas de jamón ibérico y de calabacín en platos individuales. El toque final consistirá en rociar los platos con salsa agridulce y esparcir, por encima, los piñones y unas hojitas de perejil.

Un consejo: si se quiere, se pueden tostar los piñones antes de servirlos. Sin duda alguna, el sabor del plato mejorará… y mucho.

 

¿Te has quedado con hambre? Consulta todas nuestras recetas con jamón ibérico.

 

 

Blog de Lopez Ortega: #JamonLovers

image_pdf
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

No hay comentarios

Dejar respuesta