Masajes con vino, chocolate, miel y sidra

307
Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
image_pdf

Masaje vinoterapia

Los masajes con alimentos están de moda. Balnearios y spas ofrecen programas de masajes en los que no faltan vino, chocolate o miel. De todos ellos, aplicados, en forma de masajes, se ensalzan sus propiedades para  combatir el estrés, para dormir, suavizar la piel o mejorar puntos específicos de nuestra salud o nuestro cuerpo.

Si antaño era común, en balnearios de medio mundo, el uso de aceites perfumados para practicar masajes, hoy los alimentos han tomado el espacio de aquellas. Ahora vinoterapia y chocolaterapia son las técnicas más demandadas, en cuestiones de amasar el cuerpo con las manos, por sus propiedades para oxigenar la piel y rejuvenecerla. Claro, que no acaba ahí la relación entre alimentos y masajes. Por ejemplo, una de las últimas técnicas incorporadas al menú de masajes es la sidroterapia. De muy común uso entre los masajistas, la técnica está basada en productos elaborados a partir de la sidra y otros derivados de la manzana. Y es que hay estudios que hablan de las propiedades antioxidantes de la manzana. Los polifenoles y la vitamina E, presentes en la manzana,  cuando se utilizan en los productos cosméticos, combaten el envejecimiento, aumentan la vitalidad celular, renuevan la piel y aportan un efecto tensor en las zonas flácidas.

Claro, que si hay una propuesta de masaje que ha tenido éxito en los últimos tiempos esa es la vinoterapia. Aprovechando las propiedades terapeúticas de la uva, la vinoterepia emplea un aceite elaborada con pepitas de uva, ricas en sustancias antioxidantes y vitamina E. Previene el envejecimiento, refuerza las paredes y capilares del sistema circulatorio y protege las venas y las arterias.

Otras propuestas de masajes alimenticios tienen por protagonistas a la miel -combinada con almendras y limón, actúa como humectante y exfoliante en talones, rodillas, codos y manos-; el chocolate -es hidratante, nutriente, desintoxicante y, en contra de lo que siempre se ha pensado, antiacné- o las huevas de esturión -aumenta la oxigenación y estimula la actividad celular en la piel, contribuyendo a la elasticidad y a la hidratación de nuestro más preciado envoltorio-. Bon apetit…bon massage.

 

image_pdf
Share on Facebook0Share on Google+1Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

No hay comentarios

Dejar respuesta