Lolea, sangría premium

705
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
image_pdf

Sangría Lolea

Hasta ahora, la sangría comprada en comercios y grandes superficies era sinónimo de bric y mala calidad. Incluso había extranjeros que la incluían en su lista de cosas que “no debían probar” cuando venían de vacaciones a España.Ahorala sangría Lolea presenta una sugerente y refrescante variante de calidad. Hace ahora casi dos años, cuatro amigos se sentaron alrededor de una mesa y entorno a una jarra de sangría. Nieves Añaños, Cheles Alcalá, Javier Almalé y Bruno Balbás, se propusieron recuperar esos momentos que surgían cuando la gente se reunía para hablar y beber sangría. Así es como decidieron crear la Sangría Lolea.

Con dos presentaciones – una un tanto folclórica, vestida con los lunares propios de un traje de Sevillana; otra más hipster, en una botella transparente con el logotipo de la marca serigrafiado- el diseño del producto atrapa la mirada desde el mismo momento que se descubre en los estantes de la tienda o del supermercado. Pero no acaban ahí los atractivos estéticos del embotellado. Y es que los diseñadores, aprovechando la moda por lo retro, decidieron incluir un toque vintage: el clásico tapón de las botellas de gaseosa que conocieron varias generaciones nacidas en el siglo XX.

Lolea SangríaLolea, de elaboración artesanal, se presenta en dos variantes: clarea y sangría. Hay que decir que, si la primera se prepara con vino blanco en lugar de tinto, la segunda es la sangría de toda la vida con zumo de naranja y limón natural. En este caso se ha recurrido a un vino de Cabernet Sauvignon y Merlot.

Para presentar las Loleas (blanca y/o tinta) en la mesa lo suyo es servirlas bien frías, no olvidando añadir una buena cantidad de hielo (al gusto del consumidor) y unas rodajas de naranja y limón recién cortadas. Si se quiere experimentar con otras variedades menos standard, se puede probar –y sorprender al personal- con los estilos Valencia (añadiendo un chorrito de Cointreau), Sevilla (con manzana y melocotón) o el llamado Lolita’s, consistente en servir la sangría blanca con vodka y fresas.

sangria-lolea

En el vaso, la sangría tinta ha de presentar una tonalidad oscura con destellos fucsias, mientras que la blanca semeja vino blanco… aunque igualmente apetecible.

Ambas presentaciones resultan ideales para picnic, playa o cena en la terraza… sin tener que tomarse la molestia de tener que preparar la sangría uno mismo.

 

image_pdf
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

No hay comentarios

Dejar respuesta