El Gin Tonic Perfecto

435
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
image_pdf

Gin tonic

De un tiempo a esta parte, al Gin Tonic de toda la vida se le ha venido tuneando…  con sorprendentes y gratificantes resultados. Por ejemplo ¿has probado a sazonarlo con pimienta negra y/o roja?; corteza de limón y naranja deshidratada; o frutos del bosque –también deshidratados- como la fresa, la frambuesa, la mora o el arándano-. ¿O por qué no?. Con hojas de menta o flores tan aromáticas y mediterráneas como el azahar.

¿Descubrimos algunos de esos sabores? Bien, Pues podemos empezar por uno de los más utilizados: la canela. Originaria de la isla de Sri Lanka, se trata de una especia que se obtiene de la corteza interna de un árbol. Claro, que lo que de verdad va a aromatizar nuestra bebida es el aceite esencial que contiene la canela.

Igualmente, las bayas de enebro, amargas a la vez que digestivas, aporta al Gin Tonic matices cítricos y dulces. El nexo de este fruto con la ginebra es tan antiguo y sólido que la denominación francesa de este junípero (genévrier) dio nombre a la bebida.

Otro ejemplo: las bayas de saúco. Propio del noroeste de África y suroeste de Europa, este ingrediente aromatizante se caracteriza por su intenso color púrpura. Con la baya se puede obtener una infusión de sabor dulzón y ligeramente ácido.

Otros aromatizantes son la physalis (un fruto anaranjado, similar al tomate y de sabor agridulce); la flor de hibisco (sabor ligeramente ácido punzante y propiedades relajantes); o la hierba luisa, de fragancia suavemente alimonada y propiedades digestivas y sedantes.

 

Una opción a los aromas: los sprays aromatizados

Últimamente una nueva tendencia ha entrado en el mundo de las esencias del Gin Tonic: los sprays aromatizantes con esencia de lima/limón, regaliz y canela. Su uso facilita la preparación de la bebida, al poder añadir al combinado agradables esencias de una forma mucho más sencilla, en un solo gesto.

Y si la elección del spray no te convence y prefieres seguir usando los cítricos de una forma más natural,  una opción a tener en cuenta es el Citrus Spray, un pulverizador cuya parte inferior se inserta directamente en diferentes frutas como limón, lima, naranjas, pomelos… Permite vaporizar el jugo, directamente, sobre platos y bebidas. De esta manera, se podrá añadir el toque cítrico justo que la bebida necesita… ni más ni menos.

 

Mas Información: Cata de Ginebras.

 

 

Blog de Lopez Ortega: #JamonLovers

image_pdf
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

No hay comentarios

Dejar respuesta