Las algas y la salud

147
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
image_pdf

Algas y Salud

Hace mucho, mucho tiempo (como se dice en los cuentos) que la humanidad conoce –sobre todo las civilizaciones más orientales– de los beneficios que el consumo de algas tiene para la salud. Al principio, se comían algas simplemente porque sentaban bien (además de resultar apetecibles). Luego, con el tiempo y los avances en la medicina, se ha podido comprobar el porqué de aquellos beneficios basados en la simple observación. Expuestas las algas al ojo del microscopio y el análisis, se ha descubierto que si ayudan a mejorar el desarrollo y crecimiento del cuerpo es porque contienen, en su composición, casi todos los nutrientes necesarios para la vida diaria de las personas: vitaminas (principalmente C y E), minerales, proteínas, aminoácidos, fibra y clorofila.

Claro que algas hay muchas, muchísimas… y tanto la composición de los componentes nutricionales como su capacidad antioxidante varía mucho de unas a otras. A estas diferencias contribuyen factores como la profundidad a la que crecen y su exposición a los rayos ultravioleta. Un ejemplo de esta variabilidad en las algas es el porcentaje de fibra contenida en cada especie y que, dependiendo de esa variedad, puede contener hasta un 8% de la cantidad diaria recomendada. Además, hay casos particulares, como las algas Wakame y Nori, cuyos fitoesteroles ayudan a prevenir la absorción del colesterol en el cuerpo. Y es que consumir fitosteroles podría reducir los niveles de colesterol en sangre, especialmente de LDL o colesterol malo.

Pero no acaban aquí las propiedades de las algas. Por ejemplo, un estudio in vitro, llevado a cabo en el año 2010, demostró que el fucoidan, que se encuentra en algunas algas marinas induce la muerte de las células leucémicas; además el fucoidan puede aumentar la efectividad de los agentes quimioterapéuticos tradicionales para causar la muerte de las células cancerosas, y muy útil en la prevención de cáncer de mama. En suma, que las algas ayudan a mantener una buena salud y prevenir varias enfermedades, como la diabetes, enfermedades cardiovasculares, colesterol e hipertensión, gracias al contenido en antioxidantes, fibra y fitoesteroles que contienen.

 

 

Blog de Lopez Ortega: #JamonLovers

image_pdf
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

No hay comentarios

Dejar respuesta