Los 10 más bonitos atardeceres en España

1453
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
image_pdf

La Alambra desde el mirador de San Nicolás (Granada)

Atardecer en la Alambra

Una lista de los mejores atardeceres en España no podría empezar en otro lugar. El ocaso desde aquí es todo un espectáculo, con los muros rojizos de la Alhambra realzados por el ocaso y vistos desde el mirador de San Nicolás, una placita abalconada en la parte alta del Albaycín. Desde aquí, el ex presidente de los Estados Unidos Bill Clinton, cuando visitó Granada durante su viaje oficial por España, exclamó: “Es la puesta de sol más bonita que he visto en mi vida”.

 

Las Médulas

Atardecer en Las Médulas

Estas antiguas minas romanas son, de por sí, un espectáculo absolutamente soberbio… por lo que no es difícil imaginar (o sí) que sucede cuando a esta fotografía de postal se le suma el atardecer. Lo mejor será dejar correr la imaginación, dejar que la mente nos traslade hasta este paisaje irreal de pináculos y montañas rojizas tapizadas por un extenso bosque de castaños. Ahora, toca poner luz de atardecer. Ahí está.

 

Atardecer en Gallocanta

 

Es ésta una de las mayores manchas de agua del interior de la Península Ibérica, una de las joyas de la red de humedales españoles. Cada temporada, hacia noviembre, miles de grullas invaden los cielos de Gallocanta en un espectáculo único, donde el claqueo de hasta 30.000 animales juntos ensordece los campos. La silueta de esa nube de pájaros recortada, sobre el lienzo tornasolado que las últimas luces del día provocan en la superficie de la laguna, es un espectáculo de la naturaleza.

 

Mar Menor

Atardecer en Mar Menor

Curioso lugar esta laguna salada del litoral de Murcia. Por su ubicación, se trata del único punto de toda la costa mediterránea en el que es posible ver esconderse el sol por el mar. Aquí el atardecer es un momento especialmente sublime, caracterizado por una orgia de colores magnificada por la placidez de las aguas calmas de la laguna. Uno de los mejores puntos para disfrutar el ocaso en el Mar Menor es desde las marismas del final de La Manga, junto al humedal de las Encañizadas.

 

Caños de Meca y el faro de Trafalgar

Atardecer en Caños de Meca y el faro de Trafalgar

Caños es el enclave costero más atípico, romántico y natural de la costa de Cádiz. Al atardecer, docenas de veraneantes y viajeros se reúnen en la playa o en alguna terraza para beber té verde con hierbabuena mientras un sol rojizo e incandescente apaga sus ardores tras la silueta afilada del faro de Trafalgar, el mismo frente al cual un 21 de octubre de 1805 el almirante inglés Nelson mandaba al fondo del océano lo que quedaba de la otrora poderosa flota franco española.

 

Ronda

Atardecer en Ronda

Dividida por un tajo en la roca –a la que el hombre, luego ha cosido con dos puentes que tienen el mismo color que dicha roca-, la población malagueña de Ronda tiene un momento especialmente sublime: su atardecer. Es entonces cuando tanto cuando el puente y todo el casco viejo quedan bajo el embrujo de unas luces anaranjadas que recuerdan vagamente a la de las viejas antorchas y transportan al viajero al siglo XVIII.

 

Puerto del Monrepós

Atardecer en Puerto del Monrepós

Aquí estamos hablando de un puerto prepirenaico situado en la carretera que comunicad Huesca y Sabiñánigo. Tradicionalmente considerado el balcón de los Pirineos, desde el puerto, los días despejados, se percibe toda la cresta pirenaica… una foto que resulta especialmente espectacular en los días nevados.

 

Finisterre

Atardecer en Finisterre

Es el fin del continente europeo, el finis terrae, el lugar donde la tierra acababa hasta el descubrimiento de América. Fisterra es un lugar lleno de magia al que aún continúan llegando peregrinos para quemar sus ropas en señal de renovación. Sentarse en las rocas junto al faro mientras el sol desaparece por el Atlántico es la mejor manera de tomar conciencia de la inmensidad de los océanos.

 

Es Vedrá

Atardecer en Es Vedrá

Cuando uno llega a este punto de la costa de Ibiza, lo que encuentra es un espectacular pináculo de piedra que se fue un lugar de culto y adoración para los primeros ibicencos. Visto desde Cala d’Hort durante el atardecer, más que a una isla asemeja a un gigantesco altar colocado por algún Dios en medio del Mare Nostrum.

 

Faro de Orchilla

Atardecer en Faro de Orchilla

Atardeceres de un disco rojo acostándose sobre el mar hay muchos, pero ninguno con la carga de emoción y lejanía como el que se ve desde esta punta occidental de la isla canaria de El Hierro, la última tierra conocida que veían los descubridores del Renacimiento y la primera que observaban los que llegaban de América en barco.

 

 

Blog de Lopez Ortega: #JamonLovers

image_pdf
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

No hay comentarios

Dejar respuesta