Cortador de jamón, un poquito de seriedad por favor

1254
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
image_pdf

Hace algunas semanas me he vuelto a encontrar con varios artículos en los que se hablaba de oficializar la figura del cortador de jamón. Inevitablemente hicieron que me viniera a la memoria cuando en 2009 a través de mi anterior empresa (López Ortega, actualmente no existe) presentamos un proyecto con ese mismo objetivo.

Todo empezó cuando creamos uno de los primeros programas formativos en España, orientados a profesionalizar y reglar la formación en el mundo del corte del jamón. Había pocas empresas que entonces impartieran cursos de corte de jamón dirigidos a profesionales y no existían programas de formación en sí, con diferentes niveles, materias, disciplinas y prácticas, que garantizaran unos mínimos de profesionalidad.

Los cortadores de jamón reivindican su oficio

Acceso a la noticia.

Los cortadores deberían tener su estrella Michelin

Acceso a la noticia.

El primer paso fue hablar con el Ministerio de Educación; tras varios intentos de dar con el interlocutor adecuado para estos fines, ( me acorde de Mariano José de Larra y su “vuelva usted mañana”)  la respuesta del ministerio fue tajante: no podemos oficializar una formación si no existe la profesión en sí, por lo que nos derivaron al Instituto Nacional de las Cualificaciones. Primero teníamos que conseguir que este Instituto diera el visto bueno a que el corte de jamón se reconociera como profesión.

Instituto Nacional de las Cualificaciones

Tras contactar con el Instituto y conseguir de nuevo un interlocutor válido, nos trasladaron que teníamos que hacer una petición oficial presentando una memoria que explicara por qué era necesaria esa cualificación.  Nos pusimos manos a la obra y les hicimos llegar la memoria que nos pedían y además un informe detallado sobre el mercado, su situación, el impacto en turismo, empleo, exportaciones… y cómo desde nuestro punto de vista, era necesario oficializar y profesionalizar la figura del cortador de jamón para mejorar la experiencia e imagen del jamón ibérico, tanto dentro como fuera de nuestras fronteras.

La contestación se hizo esperar varios meses, y tras bastantes llamadas al Instituto para ver si podían darnos una respuesta, se pronunciaron al respecto declinando nuestra petición. No consideraban que la profesión fuera relevante como para crearla de manera oficial, esto nos fue comunicado por teléfono.

Fue como si nos echaran un jarro de agua helada por encima, no entendíamos cómo podían decirnos que no era relevante oficializar la profesión encargada de ensalzar y mostrar las cualidades de nuestra joya gastronómica más preciada. Desde mi punto de vista fue poca visión por su parte, creo que desde las instituciones, se deberían apoyar todas aquellas acciones que mejoren, profesionalicen e impulsen sectores claves como era en este caso, el sector gastronómico y muy concretamente el sector del jamón.

Jamón Ibérico JamonLovers

Vivimos en España y nuestro principal embajador si hablamos de gastronomía, es el jamón ibérico, esto es algo con lo que creo estamos todos de acuerdo.  Sin embargo, parece que no seamos conscientes de ello y por mi propia experiencia durante más de 10 años trabajando en este sector, he visto como a nivel internacional se valora mucho más este producto y las experiencias gastronómicas que proporciona, que dentro de nuestro propio país.

Tenemos mucho que aprender de nuestros países vecinos, siempre he dicho, que si el jamón ibérico fuera un producto francés o italiano, existiría la Universidad del Jamón y con eso, lo digo todo.

Varios años después, cuando todavía sigo leyendo que la profesión de cortador de jamón siguen sin estar oficializada, me entristece y mucho.  Afortunadamente, me consta que, varias empresas, asociaciones y algunos cortadores a título personal, están promoviendo que se zanje esta situación y que el ser cortador de jamón, sea de una vez una profesión reconocida oficialmente.

Los profesionales del corte de jamón, no se merecen que tras años de estudio, dedicación, esfuerzo y experiencia, no sean reconocidos como profesionales de manera oficial. Que se de lugar a que cualquier persona que ha hecho un solo curso de corte de unas cuantas horas o ni tan siquiera eso, pueda poner en su tarjeta que es cortador de jamón, dice mucho…

Señores, un poquito de seriedad por favor.

 

 

 

image_pdf
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0