Un cerdo llamado Jamón

924
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
image_pdf

MinicerdoEn Brasil se ha ido imponiendo una curiosa costumbre: adoptar como mascotas minicerdos (miniporcos). Estos animales son resultados de cruces de cerdos entre razas especialmente seleccionadas. El interés de los criadores es conseguir cerdos como los de verdad (pero, evidentemente, de menor tamaño). Algunas de las razas más demandadas son los cerdos vietnamitas o los neocelandeses kunekune.

De entre todos los poseedores de estas mascotas, hay dos (además de su minicerdo) que han saltado a la fama… o lo que, es lo mismo, a las redes sociales. Ellos son la pareja formada por los publicistas Andrea Mendes y Domênico Massareto y el minicerdo Jamón.

Jamón, al que sus dueños han dedicado perfiles en Facebook, Twitter o Instagram, se ha convertido en la verdadera mascota de la casa. Jamón sale a buscar a sus dueños, como podría hacerlo un perro. También espera sentado mientras le preparan la comida, consistente en tres tomas diarias consistentes de verduras y frutas.

Los cerdos en miniatura viven una media de 18 años de vida y requieren cuidados similares a los que pueden demandar otras mascotas. Así, igual que un perro, necesitan hacer ejercicio físico… aunque, a diferencia de estos, no sirven para cuidar la casa. Además, como puede hacer un perro o un gato, los cerdos de pequeño tamaño aprenden a hacer sus necesidades siempre en el mismo sitio, les encanta el baño, saben pedir la comida. Además, tienen una ventaja sobre perros y gatos: los puercos no tienen glándulas sudoríparas en la piel, por lo que exhalan menos olor que perros y gatos.

 

image_pdf
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

No hay comentarios

Dejar respuesta