Cría del cerdo ibérico

1528
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
image_pdf

Cría del cerdo ibéricoCuando los lechones nacen tienen un peso medio de entre 1 y 1,4 Kg. A partir de este momento el animal irá pasando por los siguientes periodos:

LACTACIÓN:

El destete definitivo de los lechones se produce entre los 35 y 45 días desde su nacimiento, en los cuales el peso alcanzado suele ser de 12 a 15 Kg.

ALIMENTACIÓN CON PIENSOS:

Tras el destete, el lechón pasará entre 30 a 50 días comiendo pienso. En este periodo alcanzará de 23 a 25 Kg.

A continuación empieza lo que se denomina como fase de recría. Este periodo es de vital importancia ya que en él será cuando el lechón se convierta en un tipo de cerdo u otro en función de la alimentación que reciba.

Para que los animales puedan ser destinados a la montanera para su engorde final, han de alcanzar un peso específico. Para ello necesita de otros complementos alimenticios tales como hierbas y pastos.

Cuando alcanza los 50 Kg de peso llega el momento de proporcionarle un mantenimiento especial, para facilitar el estiramiento de sus carnes y el perfecto desarrollo de su esqueleto. En esta fase es cuando el cerdo desarrolla su instinto de búsqueda de alimento en el campo, favoreciendo el desarrollo de su musculatura. En esta fase los cerdos alcanzan un peso de entre 70 y 95 Kg.

CEBO O ENGORDE:

Se lleva a cabo mediante tres sistemas distintos en función de los cuales se obtienen diferentes calidades en el jamón:

En régimen de montanera: Alimentándose de bellota y pastos naturales. Da comienzo a finales de octubre y se prolonga hasta febrero. Durante el periodo de invierno la bellota está en su punto y el cerdo se abrirá camino en la dehesa para encontrarla. Se recorren primero las zonas de mayor dificultad ya que el animal entonces está fuerte y ágil. Las zonas llanas y de fácil acceso se reservan para la última fase del cebo, que es cuando el cerdo ya ha engordado y tiene peor movilidad. Los productos derivados de cerdos con este tipo de cebo, son los de bellota, que gozan de un mayor reconocimiento y calidad.

Os dejamos un enlace muy interesante sobre: El cerdo ibérico y la montanera y sobre la alimentación del cerdo ibérico.

Cuando los factores climatológicos no han beneficiado a la dehesa (sequía prolongada, fuertes nevadas y vientos) e impiden que la bellota crezca con normalidad, los animales entran a principio de la montanera pero no la finalizan. Para completar su cebo total se le suministran piensos compuestos y equilibrados.

Se alimenta exclusivamente de piensos en régimen intensivo: Sus productos pierden matices sensoriales por lo que son considerados de menor calidad. En esta última fase, el cerdo puede llegar a alcanzar unos 160 o 170 Kg.

 

image_pdf
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

No hay comentarios

Dejar respuesta