¿Qué tengo que saber para comprar un jamón ibérico?

4810
Share on Facebook0Share on Google+3Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn14
image_pdf

Como venís observando llevamos varios días lanzando post con el objetivo de facilitaros información que os ayude a la hora de comprar un jamón ibérico; como ya os he comentado, este año toda ayuda es poca.

Hoy queremos hacerlo a través de este vídeo donde hacemos un repaso de lo que tenéis que tener en cuenta para comprar un jamón ibérico. Es importante que cuando vayáis a comprar vuestra pieza miréis y exijáis desde el conocimiento absoluto.

Lo que vamos a ver en el vídeo corresponde a jamones ibéricos que se han elaborado a partir del año 2014 que fue cuando cambió la norma del ibérico. Si los jamones que os encontráis no cumplen con estos requisitos puede ser que sean jamones fuera de norma (no podrían llamarlos ibéricos ni usar ese reclamo de venta) o son jamones de 2012 o 2013.

Como habéis podido ver en el vídeo, para los jamones ibéricos elaborados a partir de 2014 tendremos que mirar dos aspectos principalmente además del Sello MAPA:

1. Los precintos de colores:

precintos-jamon-iberico-norma-calidad-iberico-jamonlovers

Lo primero aclarar que los precintos son una cosa y las etiquetas otra. Aquí podemos encontrarnos precintos:

A) Que lleven el logo de ASICI: si llevan el precinto de color pero no el logo de ASICI no serán jamones ibéricos bajo norma, por lo que no podrían denominarse como jamones ibéricos). Hay empresas que aprovechan la coyuntura para poner precintos de los mismos colores que los de la norma pero no llevan el logo de ASICI.

B) Que lleven el logo de una DOP: Los jamones ibéricos de Denominación de Origen Protegida usan sus propios precintos. Además los fabricantes pueden elegir si también incorporan el de Norma o no. Las DOPs tienen la potestad de convalidar sus logos por los de ACISI, ya que son controles superiores a la propia Norma . Eso sí, tienen que cumplir con los colores establecidos para cada tipo de jamón según la Norma. De hecho algunas denominaciones han tenido que cambiar los colores de los precintos que venían usando al no coincidir con las tipologías que especifica la norma. En el caso de la imagen de abajo vemos un Jamón de DOP de Jabugo con los dos precintos: el de la DOP y el de Norma. También vemos Jamón de DOP Los Pedroches, que solo lleva uno, el propio.

Precintos Jamón Ibérico Denominación de Origen Protegida (DOP)

Es decir, los colores de estos precintos con logo ASICI o DOPs solo están restringidos para jamones elaborados bajo la norma o los elaborados bajo DOP.

Así que si veis un precinto que no lleve ni el logo de ASICI ni el de una DOP pero esté usando los colores de la norma no podría denominarse ibérico. Tampoco podría emplear ningún término recogido en la norma como reclamo de venta como por ejemplo: bellota, cebo de campo, cebo, 100% Ibérico, Ibérico, pata negra, dehesa, montanera…

Si un fabricante produce fuera de norma no puede usar ninguno de estos términos a la hora de venderse o promocionarse, si lo hace estaría cometiendo un fraude.

Estos precintos lo que hacen es autorizar el que tu puedas emplear esas denominaciones de venta en tu etiqueta o vitola y garanticen que se esté elaborando producto bajo la norma.

2. Etiquetas o vitolas:

Etiquetado Jamón Ibérico: Precintos y etiquetas o vitolas

Todos los jamones ibéricos además de llevar un precinto como hemos explicado antes, tiene que ir acompañado por una vitola o etiqueta de venta.

En estas etiquetas tienen que venir el tipo de producto que se está comprando, la alimentación y la raza. En caso de no ser 100% ibérica deberá especificar además el % de porcentaje de pureza (75% o 50%).

Todo ello tiene que estar certificado por una empresa certificadora o en el caso de las DOPs por sus Consejos Reguladores.

Es importante que la información que aparece en los precintos sea la misma que aparece en las etiquetas. Es decir, si en el precinto leemos: Jamón de Bellota 100% Ibérico, en la etiqueta debería poner lo mismo. En el caso del precinto rojo, verde y blanco, en sus etiquetas deberá poner también el % de raza que no pone en el precinto ya que en estos tres casos a través del precinto solo se ve la alimentación. La pureza de la raza tendremos que completarla con la información de la etiqueta o vitola.

Para los jamones elaborados antes de 2014 el etiquetado es algo diferente, puedes consultar más información al respecto: Etiquetado jamones ibéricos anteriores a 2014.

Lo cierto es que comprar un jamón ibérico se ha convertido en toda una aventura para valientes, espero de corazón que las cosas vayan cambiando y evolucionando. El consumidor y nuestro querido jamón no se merecen tanta complicación. ¿No creéis?

Espero que os sea útil este post Jamón Lovers 😉

No me gustaría despedirme sin agradecer a la empresa elaboradora de jamones Montesierra S.A , de Jerez de la Frontera, su disposición y colaboración para realización de este vídeo. Fue todo un lujo poder visitar vuestras instalaciones y compartir una mañana tan jamonera. También agradecer a mis compañeros de AGACUJ su colaboración inestimable para haber hecho todo este contenido. Os recuerdo que si tenéis dudas a la hora de comprar un jamón podéis poneros en contacto con ellos a través del Whatsapp: 684 45 34 48.

Atención al Consumidor Whatsapp de AGACUJ. Ayuda a la hora de comprar un jamón.

 

image_pdf
Share on Facebook0Share on Google+3Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn14

No hay comentarios

Dejar respuesta