Jamón ibérico y vino tinto, maridaje delicatessen para adelgazar

585
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
image_pdf

Maridaje jamón ibérico y vino

El Instituto Médico Europeo de la Obesidad ha desarrollado una dieta delicatessen para adelgazar cinco kilos al mes de una forma apetecible y saludable: maridaje de jamón ibérico con vino tinto.

El estudio, firmado por un grupo de médicos y especialistas en dietética y obesidad, ofrece la conclusión de que estos dos productos, consumidos con moderación y dentro de una tabla de alimentos compatibles, pueden tener un doble efecto: complacer tanto a nuestras papilas gustativas como, por su efecto cardiovascular, a nuestro corazón. Así lo informa un comunicado emitido por el instituto.

Según los datos de este estudio, la dieta, además de incluir el consumo diario de jamón ibérico y vino tinto, también habría de contener y ser rica en frutas, verduras y proteínas saludables. La mencionada dieta, además de recomendar una copa de 150 ml de vino para las mujeres y el doble para las hombres, se dice ha sido diseñada para perder entre 4/6 kilos en 6 semanas. Además, se incluyen instrucciones nutricionales para mujeres, hombres y deportistas.

Por una parte, los ácidos grasos del jamón ibérico favorecen la salud cardiovascular, siendo así un complemento ideal para adelgazar. Pero es que, además, el jamón ibérico es perfecto para la dieta por su contenido en proteína que ayuda al desarrollo muscular. Sumando a esto, hay que tener en cuenta que el jamón ibérico es un aliado perfecto a la hora de adelgazar, pues se trata de un alimento sin carbohidratos y con muy pocas calorías. Por ello se recomienda consumir jamón ibérico a la hora de cenar para no irse a la cama con excesos calóricos.

¿Y por qué es bajo en grasas el jamón ibérico? Pues muy fácil. Hay que tener en cuenta que el cerdo alimentado en la dehesa, y siempre caminando, está libre de piensos y concentrados, lo que protege al animal de la grasas saturadas. Así se consigue un producto que, en 100 gramos, tiene el siguiente contenido nutricional: 57 gramos y medio de agua, 28 gramos y medio de proteínas y 14,5 gramos de grasa. Aparte de no tener hidratos de carbono, el jamón ibérico ofrece al organismo vitaminas de los grupos B y E, hierro, magnesio y, principalmente fósforo.  Y si se consume el jamón con tomate habrá de saberse que todos estos valores prácticamente se doblan.

Más Información: Salud y Nutrición Jamón Ibérico

 

image_pdf
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

No hay comentarios

Dejar respuesta