¿Se hacen jamones de bellota fuera de España y Portugal?

652
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
image_pdf

Se hacen jamones ibéricos fuera de españa

La respuesta a esta pregunta es si. Lo fue en el pasado, lo es en el presente y lo será en el futuro. Y a nadie debería extrañar que fuera así, puesto que, tradicionalmente, en toda la ribera del Mediterráneo los cerdos se han alimentado con las bellotas que encontraban en el campo… incluso antes de que estos animales fueran domesticados por el hombre. Incluso, en la Odisea de Homero, la diosa y hechicera Circe convirtió en cerdos a los compañeros de Ulises y los alimentó con bellotas. Esto parece indicar que en la antigua Grecia ya se alimentaba a los cerdos con el fruto de la encina.

Con respecto a la situación actual, podemos comenzar por decir que en Francia, concretamente en la Isla de Córcega, se mantienen pequeñas producciones de jamones provenientes de cerdos alimentados con bellotas. Y lo mismo ocurre en el departamento de Hautes Pyrénées y comarcas limítrofes, cerca del pirineo aragonés… aunque, en estos últimos dos casos la elaboración de los jamones de bellota puede considerarse meramente testimonial, elaborándose a partir del llamado cerdo negro de Bigorre (raza Gasconne), que estuvo al borde de la desaparición a finales del siglo XX.

Cerdo negro de Bigorre

 

En cambio, en suelo corso si se da una producción relativamente importante de jamones. Se elaboran con una raza autóctona llamada Nustrale (o U Porcu Neru), una animal pequeño, lanudo y oscuro criado en libertad durante casi 2 años y alimentado también con castañas.

U Porcu Neru

 

Un caso curioso de recuperación es el que se está dando en el Lander de Baviera (Alemania). Allí se ha empezado a recuperar, desde el año 2003, una tradición perdida tiempo atrás: el pastoreo de cerdos y la alimentación con bellotas. Así, tras 18 meses de curación, se obtiene un jamón que se vende a 65 €/Kg.

Cerdo Alemán

 

Otro caso es el de Italia, donde se elabora el jamón de parma de fama internacional… pero donde los cerdos dejaron de ser alimentados con bellotas desde, más o menos, allá por el siglo XII. Desde entonces, los cerdos han sido criados en establos en cría intensiva. Sin embargo, y tras haberse percatado los sagaces productores italianos del éxito y la aceptación que está teniendo el jamón ibérico español, varios productores del sur de Italia (Nápoles, Sicilia) están recuperando antiguas razas autóctonas emparentadas con la ibérica. El ejemplo más destacado es el Prosciutto Crudo di Maiale Nero Siciliano Monti Nebrodi, de cochinos criados en libertad y alimentados con pastos, castañas y bellotas en las montañas del norte de Sicilia.

Cerdo Negro Siciliano

 

Un caso más reciente es la introducción de la cría de cerdos con bellota en China, con los que algunos productores han empezado a elaborar jamón curado. Estos lo hacen empleando las técnicas que han aprendido en Italia y España. Sin embargo los chinos tienen un problema: les va a resultar difícil poder recrear un sistema ecológico tan complejo como la dehesa mediterránea.

 

 

Blog de Lopez Ortega: #JamonLovers

 

image_pdf
Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

No hay comentarios

Dejar respuesta