Vinos Kosher

310
Share on Facebook0Share on Google+2Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0
image_pdf

Vino Kosher

Por si alguien no lo sabe, un vino kosher es aquel que ha sido elaborado siguiendo los preceptos de la religión hebraica. Este vino sigue lo escrito en la Torah…y más concretamente en las leyes de Kashrut. Según la tradición hebrea, estas fueron entregadas a Moisés en el Monte Sinaí y regulan, punto por punto, lo relativo a la alimentación de los judíos practicantes. Hoy en día, además de entre los judíos, este tipo de vino ha ido ganando adictos en el mundo entero. ¿La razón? Lo consideran una total garantía sobre la manipulación natural y rigurosa del vino. Un ejemplo de esta pujanza es que varias zonas vitivinícolas españolas se han apuntado a ella, produciendo vinos kosher de calidad. Así, desde Valdeorras hasta Yecla y desde el Priorat a Jerez, el mapa de la antigua Sefarad aparece punteado de bodegas que producen vinos kosher.

Pero ¿qué es en concreto un vino kosher? Pues estaríamos hablando de caldos considerados aptos para los practicantes de la religión de David. El visto bueno del vino en cuestión se obtiene tras la recepción de un certificado (unas 300 agencias, repartidas por el mundo, están acreditadas para conceder los sellos kosher), que garantiza una elaboración que ha seguido las normas establecidas en los libros sagrados. Eso sí, no hay que pensar en ritos esotéricos ni cosas raras. En realidad, lo único que diferencia, en la práctica, un vino kosher de otro que no lo es, es el hecho de que todas las fases del proceso de elaboración en la bodega –lo del campo es otro cantar que solo afecta a la tierra de Israel– las llevan a cabo manos de judíos practicantes, generalmente estudiantes para rabino, y que todos los productos que intervienen en dicho proceso son, a su vez, kosher.

A su vez, dentro de los vinos propiamente kosher, deben distinguirse dos categorías distintas. Así, si el vino ha sido pasteurizado se califica como mevushal y puede ser manipulado por manos de gentiles, aunque desciende a una categoría de subproducto vinícola. En el segundo de los casos, cuando únicamente han intervenido judíos en su elaboración, el vino se llama passover y se considera apto para ser consumido durante la Pascua, la celebración religiosa hebrea más importante.

 

 

Blog de Lopez Ortega: #JamonLovers

image_pdf
Share on Facebook0Share on Google+2Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn0

No hay comentarios

Dejar respuesta